Que me haya reconciliado con mi parte informática y mi cerebro izquierdo no significa que no haya alucinado al ver que por ser socia de El Parto es Nuestro, tengo el placer de asistir esta tarde a una conferencia impartida por el Dr. Nils Bergman, titulada “El contacto piel con piel: Convertir la ciencia en evidencia”.

A mí me parece tan evidente, tan lógico, que los bebés recién nacidos deben estar en contacto piel con piel con sus madres nada más nacer, que creo que podría ser al revés: convertir la evidencia en ciencia…

Ya hace 2 años celebramos la Semana Mundial del Parto Respetado con el visionado del documental “Restaurando el paradigma original”, que nos hablaba de todas las razones por las que el cuidado madre-canguro es lo mejor para todos los recién nacidos. Que tiene gracia que haya que demostrar que esto es lo mejor y por sistema se haya separado a todos los recién nacidos de sus madres sistemáticamente durante años sin una sola aportación sobre si era beneficioso para ellos…

Pero en fin, lo importante es que este maravilloso señor está en Madrid y yo tendré el placer de verle y escucharle esta tarde, con una maravillosa Kika Baeza en la labor de traducción, y contando con una presentación a cargo de Ibone Olza, fabulosa psiquiatra y mejor persona.

Será también una tarde para disfrutar entre amigas, para abrazar a mucha gente que hace mucho que no veo y para volver a casa con una sonrisa en los labios y multitud de argumentos y razones para seguir trabajando en el cambio más urgente que necesitamos: la forma de nacer.

Porque…

Para cambiar el mundo, primero debemos cambiar la forma de nacer.

Michel Odent, médico obstetra francés, gran defensor del parto natural.